Clases presenciales e intensivas. Seis fines de semana de clase intensiva al año que te permite compaginar el programa con la vida laboral, familiar y eclesial.

Aula virtual. Intercambio de ideas, preguntas, materiales y tareas a través de nuestra plataforma educativa online.

Comunión fraternal. Disfrutar  de un ambiente académico y familiar con la oportunidad de intercambiar con otros creyentes de diferentes lugares y contextos eclesiales.

Tutorías individualizadas. Seguimiento personal de un tutor que estará a tu disposición.

Biblioteca personal. Se entregarán en cada clase varios libros y otros recursos pertinentes a la asignatura, ayudando al estudiante a comenzar su propia biblioteca.

Viaje Misionero. La clase de misiones tendrá una parte práctica que se desarrollará en el campo misionero. Una experiencia única que te desafiará de una manera personal y práctica.